Sidras

ManzanasLa correcta elaboración de la sidra, y su inclusión en alguna de las figuras de calidad reconocidas exige el cumplimiento de unos requisitos bien establecidos, que aseguren por una parte la bondad de la sidra, así como su preservación.
Así mismo las sidras están obligadas a cumplir la “Orden de 1 de agosto de 1979 por la que se reglamentan las sidras y otras bebidas derivadas de la manzana”,  en la que se precisan ciertos límites analíticos para las sidras:

1. Metanol: Inferior a 200 mg/l.

2. Acidez volátil: Inferior a 2,2 g/l., expresada en ácido acético.

3. Extracto seco total, sin azúcares: a) En la sidra: Mínimo de 13 g/l. b) En la sidra natural y la manzanada: Mínimo de 14 g/l.

4. Cenizas: a) En la sidra: Mínimo de 1,7 g/l. b) En la sidra natural y la manzanada: Mínimo de 1,8 g/l.

5. Hierro: Inferior a 12 mg/l.

6. Etanal: Inferior a 150 mg/l.

7. Presión de anhídrido carbónico (medida a 20° C de temperatura): a) En la sidra y en la manzanada: Comprendida entre 3 y 5 atmósferas. b) En la sidra natural: Mínima de 1,5 atmósferas.”

Es por tanto necesaria la figura de un laboratorio de análisis contrastado como ENEO Agroalimentaria.

Para conocer nuestra Lista de Ensayos, pulse aquí.